¿REALMENTE PUEDO AYUDARTE?

Es cierto que encontrar un buen terapeuta es complicado, lo admito, hasta a mi me ha costado, por eso te cuento todo lo que encontrarás cuando acudas a mi, así ya sabrás si mi forma de tratar vibra contigo o no. 

Como osteópata es evidente que me fijo en la estructura del cuerpo, las tensiones, la alineaciones, las compensaciones... que al no tratarlas nos generan dolores y malestar en el momento en el que se produce la lesión o incluso años después por no haberlas tratado en su debido tiempo.

Además de tratar la zona física, siempre me gusta darle un sentido emocional a la lesión, aun que no tiene porque haberlo. No es una sorpresa si te digo lo perjudicial que son algunas emociones que tenemos muy presentes en nuestro día a día, como por ejemplo el estrés.

Este mal del siglo XXI puede llegar a provocar insomnio, dolores de cabeza, estreñimiento, calvicie, bruxismo, dolores de cuello... y alguno más que estas pensando también.

Por eso, creo que tratar las emociones de raíz, a la larga nos puede prevenir de muchos dolores físicos o puede combatirlos si ya los tienes. ​

6.png

TESTIMONIOS

Sara no solo me ha ayudado a relajar mi dolor mandibular, sino que también me ha dado una serie de recomendaciones para tratar el dolor y tensión de forma autónoma. Ha sido un placer confiarme a ella. Una profesional empática y agradable.

Amanda Subiela

tieMpo (4).png